El equilibrio nutricional del sándwich

977 55 24 38
El equilibrio nutricional del sándwich

Cuando decides comer en un bar restaurante en Reus, seguro que en bastantes ocasiones decides degustar un delicioso sándwich. Es un bocadillo clásico, una delicia que admite múltiples combinaciones y que a nadie deja indiferente. Se ha convertido en un referente culinario de tal magnitud que ya es una especialidad gastronómica en sí misma.

De ser un recurso de comida rápida ha pasado a ser una de las exquisiteces más demandadas en cualquier bar restaurante en Reus. El origen de esta práctica joya de la cocina cuenta que viene del IV conde de Sandwich, un diplomático que participó en unas largas negociaciones para poner fin a la Guerra de Sucesión austríaca.

Como las sesiones eran eternas y además tuvo que permanecer dos años negociando, en sus ratos libres se entretenía con partidas de cartas que duraban muchas horas. Para no tener que retirarse de la mesa de juego y parar en mitad de la partida cuando estaba en racha, ideó una curiosa forma de alimentarse.

Ordenaba que le trajeran fiambres, carnes adobadas y todo tipo de alimentos que pudiesen consumirse fríos. Para no ensuciarse las manos con las salsas y aceites de las viandas, los colocaba entre dos rebanadas de pan. De esta forma, sin pretenderlo, inventó una de las formas de alimentarse más prácticas de la historia. En su honor, el bocadillo fue bautizado como sándwich.

No acaban aquí las ventajas de este singular emparedado de ingredientes. Al ser una combinación variada y en las cantidades precisas, añade una nutritiva y balanceada recarga energética a la dieta. Los nutrientes necesarios están presentes en su justa medida. Al comer un sándwich estás consumiendo la porción de proteínas, hidratos de carbono y la pequeña cantidad de grasas que tu organismo necesita.

En Frankfurt La Torre tenemos para ti los mejores bocadillos, hamburguesas y perritos calientes. Ven a comer tu sándwich con nosotros.

haz clic para copiar mailmail copiado